Monasterios y Mazapanes

Me despierto más tarde de lo que debería, aunque no hay gota de culpabilidad en mis venas. Soy la primera en darse una ducha mientras Jesús aprovecha para apurar un poco más en los brazos de Morfeo. Normalmente nos duchamos juntos, pero debido a las pequeñas dimensiones del lavabo del Hostal Infantes, esta vez no es posible.

Ayer por la tarde chispeaba, así que decido llevarme el abrigo, y Jesús el paraguas que nos ha dejado la propietaria del hostal, por si acaso. El tiempo hoy tampoco parece estar muy católico.

Ya que hablamos de catolicismo… ¡Hoy visitaremos el barrio judío!

Dia1

Para aquellos que no lo sepan, en España (y en Europa) muchas ciudades tienen una zona llamada Barrio Judío. Esto es así porque, por desgracia, la historia europea está marcada por una predominancia del cristianismo y por lo tanto también por un rechazo del judaísmo. En estas épocas donde los conflictos religiosos estaban a la orden del día, se separó a los judíos en barrios, que normalmente se cerraban por la noche.

Este también es el caso de Toledo, y hoy hemos decidido recorrer todo el barrio judío, empezando por el Obrador de Santo Tomé (muy fuerte que su web sea mazapan.com, para que veáis la importancia que tiene). El obrador se sitúa en la calle de Santo Tomé, donde empezaremos nuestro recorrido, y podéis parar en él para comprar un buen mazapán.

IMG_20180407_104619

Una de las callejuelas del barrio judío

Durante nuestro recorrido por las calles del barrio judío, nuestra guía nos indica que en la Calle del Ángel hay unos antiguos baños árabes que se pueden visitar. Y, efectivamente así es, pero son particulares así que os aconsejo que preguntéis a algún negocio de los que hay por ahí. Nosotros vimos por casualidad a la propietaria y nos dejó entrar a cambio de un euro, pero la verdad es que estos baños pertenecen a la Ruta del Patrimonio Desconocido que organiza el Consorcio de Toledo.

No os esperéis unos señores baños, es una salita bastante restaurada donde se conservan un par de pilares y el sótano desde donde se calentaba.

IMG_20180407_112552

El patio de la señora sí que debería estar entre el Patrimonio Desconocido de Toledo

Después de visitar los baños decidimos que es momento de visitar algo indispensable aquí en Toledo. El cuadro de El Greco: El entierro del conde de Orgaz. Veréis que Toledo está repleta de referencias a este artista, pues vivió aquí durante gran parte de su vida.

Para visitar esta obra, debemos ir hacia la Iglesia de Santo Tomé, pero no os esperéis que entrando en la iglesia podréis avistar la obra. No, se ha habilitado una entrada independiente para ello. Después de visitar la pequeña iglesia, vamos hacia dicha entrada donde se arremolina un grupo de gente. Cuando por fin nos atienden, decidimos comprar la Pulsera Turística. En su web encontraréis toda la información, pero en resumen haciendo números decidimos que nos sale a cuenta comprarla.

Cuando por fin estamos frente a la obra, me sorprendo de nuevo siendo yo la menos impresionada. La verdad es que el cuadro es mucho más grande de lo que me esperaba y los colores son sobrecogedores.

La sala está llena de gente así que no tardamos en agobiarnos y querer salir.

Continuamos el recorrido hacia la Sinagoga del Tránsito, que alberga ahora mismo el museo Sefardí, y si estáis interesados en la cultura Sefardí (es decir, la de los judíos españoles y su descendencia) os lo recomiendo muchísimo ya que tiene mucha información sobre la historia del judaísmo en España. Además, es bonita de ver.

IMG_2194.jpg

Decoración en las paredes de la Sinagoga del Tránsito

Saliendo de la Sinagoga a la derecha hay un mirador donde Jesús se detiene a tomar fotos mientras yo me entretengo mirando escaparates de tiendas de souvenirs, donde venden damasquinado toledano. El damasquinado es algo muy típico de aquí y consiste en incrustar láminas de oro en piezas oscuras de hierro o acero. Venden gran variedad de productos con los que han practicado esta técnica, pero el que a mí me interesa es la bisutería.

¡Continuemos! A unos 5 minutos andando está la otra gran sinagoga de Toledo, Santa María la Blanca. Si contáis con poco tiempo para hacer este recorrido recomiendo visitar esta sinagoga, pues es muy pequeña y muy bonita.

IMG_2197.jpg

¡Qué bella es!

Como ya os digo, es muy muy pequeña, así que en 10 minutos como mucho la tenemos vista, y nos dirigimos a nuestra siguiente destinación: el Monasterio de San Juan de los Reyes. 

Para esta visita debo decir que tengo las expectativas muy altas ya que mi padre, fan incondicional de la reina Isabel I de Castilla, o Isabel la Católica, me ha insistido muchísimo en que lo visite.

IMG_2214.jpg

Claustro del monasterio

Este monasterio fue mandado construir por Sus Majestades los Reyes Católicos poco antes de subir al trono. Para los que no sepáis de que va el tema, dejadme que os ponga un poco en contexto, que soy una friki de la serie “Isabel”:

En el año 1476 tuvo lugar una batalla en Zamora entre las tropas de Isabel la Católica (autoproclamada reina de Castilla) y Alfonso V de Portugal (también autoproclamado rey de Castilla). La victoria fue muy dudosa pues durante esta batalla hubo dos frentes, uno en el que ganaron los portugueses y otro en el que ganaron los aragoneses. Al final, Isabel y Fernando se apuntaron el tanto.

Como señal de su triunfo en esta batalla, los Reyes Católicos mandaron construir este monasterio, también como muestra de su poder, y se suponía que debía ser donde fueran enterrados tras su muerte. Cosa que cambió tras la conquista de Granada.

Cierro paréntesis histórico.

La verdad es que el monasterio es muy bonito y vale la pena visitarlo, sobretodo la Capilla Mayor es muy impactante, pero me sorprende su modestia. Igual eran las expectativas que yo ya traía puestas.

IMG_20180407_133031

Detalle de la Capilla Mayor.

Si os fijáis en esta foto podemos ver el águila de San Juan, símbolo que adoptaron los Reyes Católicos para su escudo.

Mis tripas empiezan a rugir ferozmente así que necesito encontrar algún sitio para saciar el hambre. Como no hemos planificado demasiado el viaje (nos quedamos a la mitad de la planificación), no tenemos ni idea de dónde ir.

Finalmente, pero, encontramos un sitio donde caernos muertos. Y la verdad es que lo recomiendo muchísimo. Si no recuerdo mal, nos costó 12 euros a cada uno un sábado al mediodía, menú con dos platos, bebida y postre o café. Eh, y la comida es calidad pura.

IMG_20180407_144857.jpg

Yo me pedí esta delicia. Carcamusas.

El restaurante se llama Restaurante Carolvs, y se come realmente bien. Está justo al lado del Museo del Greco, al lado de una tienda de souvenirs.

Acabamos demasiado llenos y aprovechamos que ya estamos aquí y que hoy el Museo del Greco es gratuito para visitarlo.

Al contrario que la Casa-Museo de Cervantes, el Museo del Greco ni fue su casa ni realmente muestra cómo se vivía en la época. Sí que hay alguna que otra sala habilitada para representar cómo debía ser la casa del pintor, pero en general es más un museo de sus obras que otra cosa.

Si os preguntáis por qué el museo no se hizo en la verdadera casa de El Greco, es así porque su casa sufrió un gran incendio que impidió su recuperación.

IMG_2221.jpg

Patio interior del museo

Pero a todo esto, ¡nos faltan aún monasterios que visitar! ¡Sigamos!

Nuestra siguiente parada será la Iglesia del Salvador, que también entra en la pulsera turística que os comentaba al principio de la entrada. Como tantas otras en Toledo, esta iglesia fue en su día una mezquita, y se nota en su interior.

Es una iglesia bastante pequeña sin mucha cosa que ver, pero la subida al campanario tiene alguna vista chula. Además está bastante vacía así que el campanario es todo para nosotros. Si ese día sonó alguna campanada extra en Toledo no me miréis.

IMG_2225.jpg

Vistas de los tejados desde el campanario

Bajamos del campanario y vamos a la Iglesia de los Jesuítas. Por dentro, esta iglesia es mucho más grande e impresionante, y muestra lo que he aprendido en Toledo a llamar: un trampantojo. Un trampantojo es cualquier cosa que parezca ser algo que en realidad no es y se usa básicamente para pinturas que aparentan ser materiales. En el caso de esta iglesia, el trampantojo es este:

 

IMG_2233.jpg

Que retablo tan bo… ¡Un momento!

Si es que cómo nos engañan. ¡Que no nos engañen!

Si habéis llegado hasta aquí, os recomiendo subir a lo alto del campanario, pues hay unas vistas más que decentes de la ciudad.

IMG_20180407_175442.jpg

Ese edificio del fondo que se da un aire al Escorial es el Alcázar

¡Y vamos hacia nuestra última parada, y último monasterio! Este es la Mezquita del Cristo de la Luz y, pese a que esta mezquita también fue una iglesia durante algún tiempo, su estructura no fue reformada para tal fin, como sí pasó con tantas otras en Toledo.

Cuando entréis en el reducido espacio de la mezquita, no olvidéis echar la vista hacia arriba, ya que medio escondidos, hay unos techos maravillosos.

A partir de este punto Jesús y yo debemos dejaros ya que debemos acudir a una cena familiar, y volveremos muy tarde. Pero mañana espero veros de vuelta aquí, para seguir descubriendo juntos la magia de Toledo.

¡Hasta mañana!

Anuncios