Primeras impresiones de Dublín city

¡Señoras y señores! ¡Niñas y niños! Sin más dilación llega a Migratory Animal…. ¡Nuestro primer día en Dublín!

Y es que aun que llevamos dos días durmiendo en la ciudad lo único que hemos explorado de ella es el Lidl. ¡Además! Hoy será un día completito pues no tenemos uno, sino DOS tours por hacer. El turístico y el que llamaremos… el de las cogorzas. Este es el que le da nombre al capítulo de hoy. Tomad asiento, dejad una botella de agua cerca y relajaos…

Día 3

Cogorzairlandesa

 

El día empieza más tarde de lo esperado. Ayer acabamos reventados de caminar por los acantilados y del largo trayecto en coche así que remoloneamos un poco en la cama. Además, la ventana parece estar algo rota y no se puede cerrar completamente con lo que entra el ruido y el frío. Se lo comunico al propietario a través de AirBnB y no tarda en decirnos que somos nosotros los lerdos que no sabemos cerrar la ventana correctamente. Gracias.

De camino al Lidl, nuestro proveedor recurrente de desayunos y otras cosas, nos topamos con una tradición irlandesa que desconocíamos. Unos gamberros tiran huevos desde un tejado hacia los irritados transeúntes. ¿Es esto normal? Yo me lo tomo a cachondeo pero Jesús se cabrea y avisa a la policía. Normal, considerando que el huevo le ha salpicado los pantalones. Si alguien tiene más información al respecto de esta peculiar tradición, le invito a que se ponga en contacto conmigo.

Cuando volvemos del Lidl los gamberros ya no están así que conseguimos llegar limpios (o al menos yo) a nuestro próximo destino: la plaza del Ayuntamiento. Allí nos espera nuestro primer tour de españoles. Lo hemos contratado con Sandeman’s , que os recomiendo muchísimo por cierto.

Dublin

Me sorprende lo poco que puede contarnos el guía sobre la ciudad, aunque pese a nuestra sorpresa, es más que suficiente. Durante siglos, Irlanda fue ocupada por los ingleses, así que su historia se basa básicamente en su intento por zafarse de esa ocupación. Aunque pueda parecer una historia corta, lo cierto es que los irlandeses han demostrado ser fieros y perseverantes cuando se trata de proteger su libertad y autonomía.

El tour concluye en la famosa universidad Trinity College. ¿Porqué famosa? Pues es la universidad más antigua de Irlanda y en ella estudiaron personajes como Oscar Wilde. Nos sentamos en uno de los peldaños de entrada a una de las facultades a comer. Yo no podría haber escogido peor mi comida, la verdad. Me da hasta repelús. Pero que más se le puede pedir a Lidl.

Trinity College

Nos levantamos vaticinando que pronto vamos a volver a tener hambre de comida decente, pero antes de marcharnos queremos visitar un importante edificio que se encuentra dentro de la universidad. La biblioteca. Según nuestra planificación, en la biblioteca del Trinity College hay una reliquia: el libro de Kells

Si no conocéis dicho libro ni porqué debería importaros, os indico que es una recopilación de los antiguos evangelios que data del año 800. La verdad es que es bonito de ver pues está profusamente decorado, pero si no tenéis tiempo que invertir os dejo que os saltéis esta visita.

img_1451

Aunque la biblioteca por dentro es bonita

A las 8 de la tarde tenemos el tour de la cogorza que os he prometido, así que decidimos volver al apartamento para descansar. Además, después del viaje al Guiness Lake y a los Acantilados de Moher me estoy quedando sin ropa limpia. Sería interesante poner una lavadora.

img_1457

Llegamos al apartamento para poner una lavadora

Descubrimos, después de un rato haciendo el tonto, que la lavadora es simplemente de decoración así que deberemos buscarnos la vida. Buscando en Maps descubro que a 5 minutos a pie hay una lavandería, así que allí vamos.

img_1464

Sólo necesitamos cruzar el río Liffey

Dos minutos después de cruzar el río descubrimos el local. Es un sitio pequeño pero acogedor, con una fila de lavadoras y secadoras, una zona de mesas, y un señor al fondo que se encuentra en estos momentos planchando ropa. Cuando entramos nos saluda y nosotros comunicamos como podemos (pues el acento irlandés no es de los más entendibles) si podemos usar las lavadoras. Nos dice que sí, y que paguemos cuando acabe. En todo momento se muestra muy atento y nos ayuda cuando nos ve en problemas.

img_1465

Ahora, a esperar

Al acabar dejamos la ropa en el apartamento y salimos hacia nuestro próximo destino, el tour de la cogorza. Sé que estabais deseando que llegara este momento pero conteneos, por favor.

En unos 20 minutos llegamos al barrio donde habrá todo el salseo esta noche: Temple Bar. Según lo que nos han explicado en el tour de esta mañana, Temple Bar no es sólo el nombre del pub más turístico de la ciudad, sino que también es el nombre de todo el barrio. Vamos, que ya sabemos el motivo de parte de su éxito.

Si queréis pubs, buena cerveza y lo que quizás no sepáis, buena comida, este es vuestro sitio. Los irlandeses van al pub pronto, cenan, se echan unas cervezas y se van también pronto a la cama. En fin, ¿que dónde hay que firmar? En otra vida yo debía ser irlandesa pues este es mi plan perfecto.

Llegamos a las 8 al punto de encuentro y los encargados del tour nos indican que nos darán una pulsera para identificarnos. Pasearemos por varios pubs esta noche y tendremos descuentos especiales si usamos nuestra pulsera. Decepcionante, pues por la pulsera ya he pagado.

IMG_1484.JPG

Pero, ¡empecemos!

En el primer pub aún nos estamos habituando, está lleno de gente y tenemos suerte de encontrar una mesa. Nos pedimos un par de cervezas tipo “Desperados” y en seguida nos hacen salir para ir al siguiente pub. Yo, que soy una floja, ya empiezo a sentir los efectos del alcohol.

Cuando llegamos al segundo pub nos llevamos una grata sorpresa. ¡Hay música en directo! Parece una mezcla de rock e indie y la verdad es que el cantante tiene mucho talento. Este detalle hace que la experiencia sea aún más enriquecedora.

img_1498

Por si queréis visitarlo, el local se llama Sin é y la verdad es que os lo recomiendo mucho

Jesús y yo ya nos hemos metido unas cuantas cervezas entre pecho y espalda y empezamos a ir contentillos pero aún así seguimos el tour de camino al tercer pub, donde nos damos cuenta de que no hemos cenado. ¿Nos dará tiempo?

Pedimos un estofado para los dos y lo que nos traen tiene una pintaza. Eso sí, con mucha patata y poca carne:

img_1501

Patata en diferentes versiones

Se nota que históricamente el consumo de patata e Irlanda están íntimamente relacionados. Durante un tiempo fue el sustento principal de muchas familias en el 1800.

El grupo se mueve hacia el último pub de la noche pero cuando llegamos nos damos cuenta de que estamos demasiado cansados y perjudicados para seguirles. Contentos y habiendo disfrutado mucho de la noche, nos retiramos.

Aún nos queda Dublín por explorar así que nos vemos mañana.

¡Buenas noches!